Encuentro cartas de Dios tiradas por la calle y su firma en cada una, y las dejo donde están porque sé que dondequiera que vaya otras llegarán puntualmente.
(Walt Whitman)
 
 
 

|

|

|

 
 

EL SALMISTA ENFURECIDO. LO RELIGIOSO EN LOS SURFIN' BICHOS

volvervolver
 

Antonio García Ramirez

Así te canta mi alma sin callarme,

Señor Dios mío, te daré gracias por siempre. Sal 30, 13.

¿Dónde están las Musas de la música? ¿No inspiran a los espíritus religiosos? ¿Quién toca hoy la cítara o el arpa para Dios? ¿¿Quién canta y compone salmos e himnos al Dios invisible? Preguntas sin responder que nos sirven para pensar interesadamente en la música actual. La importancia del arte musical en el mundo juvenil es evidente. Provoca seguimiento, apasionamiento, endiosamiento...Es portadora de señas de identidad y de sentido para un mundo indiferente que no se molesta en educar porque no produce dinero. Lejos de considerar la música como un instrumento de manipulación, de alienación juvenil, de ruido que llena el vacío existencial y físico de las horas aburridas y de los lugares de fiesta,...este arte es por sí mismo búsqueda. Cantar, gritar, profetizar...forman un lenguaje que abarca más dimensiones que la racional y lógica. No por lo que dice sino por lo que queda en silencio. El acto de crear, modelar y metaforizar nos conduce a otras estructuras humanas que nuestra cultura muchas veces eclipsa, una de estas estructuras antropológicas es la religiosa, la pregunta por lo santo.

Como no soy omniabarcante (como Mirabantur, un fanzine de Albacete que se qedó en el nº2), he de trocear el mundo musical actual para quedarme con EL GRUPO más significativo, a mi juicio, de los últimos años (finales de los 80 y principios de los 90). Son SURFIN’ BICHOS, son de nuestra tierra. Como anunció Jesús nadie es profeta en su tierra, así este grupo (en la actualidad germina en dos semillas: MERCROMINA y CHUCHO) pasó y pasa desapercibido aquí en Albacete, mientras en otras ciudades españolas despiertan pasiones e influencias dentro del panorama de grupos independientes nacionales. Dejo claro desde el principio que me encuentro interpretando unos textos, a la vez que me interpreto a mí mismo. Los textos al ver la luz quedan abiertos y vendidos para ser usados, rellenados y completados con más sangre y más vida. Lo que quiso decir el autor es un nivel de interpretación y cuando un extraño interfiere, como yo o como tú, cambiamos de nivel. Estos niveles no son paralelos sino que se juntan en un horizonte de comprensión que mezcla las experiencias vitales que subyacen en el lenguaje (cantado o reflexionado).

Dentro de los bichos destaca como compositor y letrista el guitarra y voz Fernando Alfaro. Sus creaciones literarias y musicales son las que nos ocupan. Sus descripciones y revelaciones nos muestran huellas y sombras interiores que rompen nuestras seguridades a la hora de hablar de Dios, a la vez que nos invitan a tratar el acorde secreto que nos pone en conexión con el innombrable. Emplea con mucha frecuencia el lenguaje religioso aunque en un tono muchas veces cargado de una ironía más que ácida. En sus textos encontramos el rechazo a un Dios convencional que legitima y tranquiliza conciencias y que enorgullece seguidores portadores de una verdad y un discurso que apenas ponen en práctica, un Dios ya imposible. También queda fotografiado, a veces solo en negativos, un Dios buscado y presentido en palabras e impulsos amorosos, pero que se desvanece al quebrantarse el alma. Por último escuchamos el grito jubiloso del ¡Aleluya! que proclama la presencia divina que nos envuelve y protege del sin sentido de la muerte.

La Familia Lagarto

El hecho religioso no es algo privado, sino que es observado por sociólogos, poetas y músicos. Así nuestra Iglesia visible (Familia Lagarto) puede predicar en el desierto del Sahara (un perro feliz ), o sea, sin conocer los problema reales de la gente, o al menos de esta gente que soy yo (él, el que canta, el que escribe), como si estuviéramos anclados en otro siglo o en otra cultura. Esta Iglesia tiene la tentación de ser la vía de los perfectos (viaje de redención ) donde se nieguen las dudas los miedos y los gritos de dolor. Ningún fanatismo es tan peligroso como el religioso, donde la intolerancia es impuesta como derecho divino, ya sea de forma social, o más domésticamente. Para contrarrestar esta visión de Dios se subvierten los valores, (malaventuranzas ) y con lenguaje apocalíptico se rechaza la religión que mortifica y niega los bienes de la tierra por un dualismo que mira con piedad el cielo esperando una recompensa. El peso histórico de la Iglesia, que tenía una concepción negativa del hombre, que acentuaba el dolor, le sufrimiento, la muerte, el polvo, la debilidad... persiste en la conciencia religiosa (oración del desierto, king blood ). Una Iglesia exigente en lo exterior como el ir elegante los domingos a la iglesia mientras por dentro todo está roto (Sin dejar de sonreír ).

Fotógrafo del cielo

Fernando parece autorretratarse como fotógrafo de lo sobrenatural. Recoge en sus letras instantes de contacto con el más allá. Como buen poeta sugiere ideas más que formularlas. Presiente la divinidad más que verla. Busca y tiene hambre de fe más que de seguridades y dogmas. La fe vivida más en la tormenta del peregrino y del caminante (crisis ) hacia lo inseguro y lo incómodo, pero tan cercano a Dios (¿amas lo desconocido?). Sólo proclama y busca al Dios único el que no se satisface con cualquier cosa, el que adora a Dios por el aliento de vida diario que une los hilos y aspectos rotos del espejo (nada puede clamar mi sed; rifle de repetición ). Esta experiencia de Dios es iluminada por el amor que nace cada día y que ciega los argumentos racionales para la entrega total (el final de una quimera ). Un amor que impide ver nada más (una luz de Septiembre ). Que impulsa a sostener al hermano sufriente, a estirar el corazón propio y ajeno (mi hermano carnal ) y a vivir las vidas de la gente del camino como un milagro (de sol a sol ) que brinda a Dios en la encarnación de su amor hecho hombre (jesucristo ). Es toda una experiencia mística sentirte acompañado en lo más íntimo (un astronauta bucea en ti) en las aguas profundas que sólo Él conoce, algo parecido a lo que sentía Pablo de Tarso al afirmar que Cristo vivía en él.

¡Aleluya!

No todos son sombras y dudas, también hay luces que vienen de la Luz sobre toda luz. Esta sana los corazones más afligidos con una sola palabra (aráñame con cariño ). Es la luz que da razón a la esperanza de un día diferente que enfoca el futuro como pura posibilidad, totalmente abierto a la verdad (algún día será ). Esta experiencia de Dios cambia a las personas, les hace recordar aquel espejismo abrasador que sintieron y les ayuda a perseverar en los momentos de silencio y de desierto (humo azul ). Este sentimiento hace surgir a la criatura nueva que nace vieja (en otoño ) y que valora la vida, su cuerpo, sus luchas, sus opciones, sus elecciones, sus búsquedas (el cielo ). El que canta a Dios ¡Aleluya! es capaz de buscar su rostro debajo de cada palabra de fe, de esperanza, ánimo, consejo... Estas palabras brillan tanto en el santo como en el roto, no importa su condición social o ética, sólo su verdad consigo mismo. Este es el Dios fugaz, desvaneciente, pero que permanece cuando todo va mal y nada tiene sentido (aleluya ).

De estos modelos de Dios, que hablan de distintas posturas existenciales, se desprende el afán comunicativo de Dios con el hombre, Los lenguajes son tan diferentes que se confunden como en Babel, si no se interpretan con el espíritu de una misma ansiedad, la que brota de un mismo dolor amplificado por tantos poros como personas somos, el espíritu de una misma plenitud anticipada en cada goce y cada suspiro de la persona amada. Los caces intercomunicación de Dios con el hombre son duros y pedregosos, pasando por la más dolida negación... también a Nietzsche le dolía esa suprema negación porque sabía de sus difíciles consecuencias .

Podemos concluir que estos textos ni son una explicación de la existencia de Dios, no son refutaciones sobre la misma. Sí es observable una presencia divina opresiva en muchas de las canciones, opresiva por ser impuesta por muchos condicionantes eclesiales, sociales, familiares... pero que no deja ser también un recuerdo propio. La Iglesia debe escoger entre ser de autoridad o de llamada , cuando es de autoridad es imposible el diálogo con el hombre que se plantea desde algún desierto íntimo el significado del vacío, la experiencia, tan personal como la fe, de la ausencia de Dios. En la Iglesia de autoridad ni la fe, ni la falta de ésta son personalizadas. Sin embargo también se oye el sonido del eco, se ven las marcas de huellas, se siente a alguien como interlocutor, mandando señales para indicar el camino y rayos que hacer brillar las noches oscuras. Alguien que es búsqueda deseada más que encuentro consumado. Aquí se sitúa la Iglesia de llamada, que orienta y marca el horizonte de fusión de búsquedas, siendo referente comunitario de tantas antorchas y fósforos independientes, en una noche que a todos nos acoge y a veces nos despide.

EXCURSUS

El lenguaje bíblico en los textos

Es obvio que del lenguaje literario utilizado en las canciones hay muchas resonancias bíblicas tanto en el vocabulario como en las metáforas utilizadas.

Canción

Biblia

“El fantasma de la botella”

Escucha hijo mío, has de coger a tu hijito y si tiene fe has de echárselo de comer a los cerdos.

Gn 22, 2 Dios le dijo a Abrahám: Toma a tu hijo único, a tu querido Isaac, vete al país de Moria y ofrécemelo allí en sacrificio.

"Aráñame con cariño”

Pueden caerse las estrellas, puede apagarse el sol, pero una palabra tuya bastará para sanar mi amor.

Mt 8,8

Y el centurión le replicó: Señor, no soy digno de que entres en mi casa. Basta que pronuncies una palabra y mi criado quedará curado.

 “Crisis”

Y veo a Jesús correteando sin rumbo sobre las aguas.

Mt 14, 25

A la cuarta vigilia de la noche, Jesús se acercó a ellos caminando sobr e el lago.

 “Malventuranzas”

* Por mi boca salen las palabras del Señor.

* Bienaventurados los sucios de corazón,

suyos son los reinos de la tierra. Bienaventurados los bastardos del Señor,

heredarán el reino de los cielos. Bienaventurados los que sufren de placer,

tomaré sus cuerpos y su sangre. Que con cinco duros verán a Dios.

Is 54,23; Mt 5, 8-10

* Lo juro por mi nombre, de mi boca sale la palabra del Señor.

* Bienaventurados los limpios de corazón, porque verán a Dios.

 Bienaventurados los que procuran la paz, porque ellos se llamarán hijos de Dios.

Bienaventurados los perseguidos por la justicia, porque el reinado de Dios les pertenece.

“La oración del desierto”

* La carne es débil, la vena es débil, sálvame.

* Nunca mires atrás o te convertirás en estatua de sal.

* Polvo eres y en polvo te convertirás.

Mt 26, 41b; Gn 19, 26; Gn 3, 19

* El espíritu es decidido, la carne es débil.

* La mujer de lot miró atrás y se convirtió en estatua de sal.

* Con el sudor de tu frente comerás el pan, hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella te sacaron; pues polvo eres y al polvo volverás.

“Mi refugio”

Sé mi refugio en el fondo del mar.

Sal 18, 3

¡Señor, mi peña, mi libertador! ¡Dios mío, roca mía en que me refugio!

“Mi hermano carnal”

* ¿Cómo puedo superar el dolor de mi hermano carnal, hoy?

* Los caminos del Señor son tan duros y pedregosos.

Sal 41, 4; Sir 32, 20

* El Señor lo sostendrá en el lecho del dolor, volcará la camilla de su enfermedad.

* No sigas camino pedregoso, y no tropieces dos veces en una piedra.

“Hey, Lázaro”

¡Hey Lázaro, es un milagro que puedas andar!

Jn 11, 43

Jesús gritó con voz fuerte: Lázaro, sal afuera.

“En otoño”

Y ver al hombre que nace viejo y muere en el vientre de su madre, en Otoño.

Jn 3, 4

Le responde Nicodemo: ¿Cómo puede un hombre nacer de viejo? ¿podrá entrar de nuevo en el vientre materno para nacer?

“¡Aleluya!”

* La viste bañarse en la parte de atrás, su piel y la luna te derrumbaron.

* Decís que tomé su nombre en vano.

* Rompíó tu trono, cortó tu pelo.

2Sam 11, 2; Dt 5, 11a; Jue 16, 17b

* Y un día, al atardecer, David se levantó de la cama y se puso a pasear, y desde la azotes vio una mujer bañándose, una mujer muy bella.

* No pronunciarás el nombre del Señor, tu Dios, en falso.

* Si me corto el pelo perderé la fuerza, me quedaré débil y seré uno cualquiera.

“El final de una quimera”

Con un deseo redentor de vida y de amor eterno.

Jn 10, 28a

Yo les doy la vida eterna y jamás perecerán.

“El amigo de las tormentas”

Y el cielo abierto en canal.

Ap 19, 11a

Vi el cielo abierto.

“No puedo hacerlo solo”

Manda una señal que me despeje todo.

Ap 12, 1a

Y una gran señal apareció en el cielo.

  “Esto es mi sangre”

Es mi sangre lo que llueve sobre ti.

Lc 22, 20b

Esta es la copa de la nueva alianza, sellada con mi sangre, que se derrama por vosotros.


DISCOGRAFÍA

Surfin’ bichos

  • 1989. Gente abollada (maxi).
  • 1989. La luz en tus entrañas (LP). 1991. Fotografo del cielo (LP). 1992. Hermanos carnales (LP).
  • 1993. Family album I. (EP versiones).
  • 1993. El amigo de las tormentas (LP).

Chucho

  • 1995. Presentación (EP).
  • 1997. 78 (LP)
  • 1999. Tejido de felicidad (LP)
 
 
© 2009- Revista Universitaria de Teología de Albacete Diseño y HostingOnirics
Inicio